martes, 14 de julio de 2009

Uno de Moal en Rusia

Han pasado unos días sin publicar ninguna entrada y el motivo no es otro que el disfrute de unas pequeñas vacaciones, que el autor del blog realizó por las antiguas tierras de los zares y la revolución: Rusia, hoy reconvertida en "meca" del capitalismo.


Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada en San Petersburgo. Bello ejemplo de la arquitectura rusa, que alberga en su interior el mayor museo de mosaicos del mundo.

Hay veces que el mundo es un pañuelo y ya dice el refrán que las montañas no se juntan, pero las personas sí lo pueden hacer. El viaje entre Madrid y San Petersburgo dura 4 horas y normalmente entablas conversación con las personas que llevas a tu lado. Como una era mi mujer y con ella ya llevo unos cuantos años de charla, fue con la otra persona, desconocida totalmente, con la que de una manera más o menos superficial inciamos una amena conversación. Los lugares de procedencia de cada uno de nosotros era un recurso casi inevitable: él madrileño, mi mujer riojana y quien esto suscribe asturiano. Al conocer mi origen manifiesta que tiene una cuñada asturiana, por lo que le interrogo sobre su localidad natal, a lo que responde que era natural de Cangas del Narcea.


Vista del camino que desde Moal conduce a Oballo y Lartosa

- ¡¡Coime, una paisana!!.
-¿Y qué es de la villa o de un pueblo?
_ No, es de un pueblo que se llama La Regla
-Bueno, mi pueblo se llama Moal y por La Regla tengo que pasar para ir al mío desde Cangas.
_Realmente no es de La Regla. Allí tienes que deviarte por una carretera y después por una pista sin asfaltar. El pueblo se llama Lartosa.
-Anda, pues de Lartosa hay una vecina casada en Moal.
_Mi cuñada lleva toda la vida en Madrid, pero son varios hermanos
-¿No se llamará una Asunción?
_Si, una es Asunción, otro Julio, Santiago......

Me siguió contando que en una ocasión, hace ya varios años, había estado pasando unos días en Lartosa, que aprovechó para conocer la zona y relajarse de los agobios de la capital del Reino. Bueno, esta es una pequeña anécdota de lo que aconteció durante el vuelo.

Por lo que respecta al viaje, decir que tenía una impresión distinta de aquellas tierras, a lo mejor porque sólo visité las dos grandes ciudades rusas: San Petersburgo y Moscu, pero me pareció un país más desarrollado de lo que pensaba, con grandes edificios, mucha limpieza y gente amable que se esfuerza por ayudarte. Rusia escribe en el idioma cirílico, que para nosotros resulta totalmente ininteligble y la comunicación muchas veces veces tiene que ser a base de mímica, o del socorrido papel cuando hablamos de cuentas.


La Plaza Roja desde la Catedral de San Basilio. A la izquierda el Kremlin, al fondo el Museo de Historia y a la derecha las galerías GUM.

Hay mucha Policía y aunque nos aleccionaron para que tuvieramos cuidado con los carteristas, tienes la sensación de sentirte seguro, incluso en el metro cuando la hora ya pasa de la medianoche. El problema es cuando hay mucha aglomeración de personas, pero esa impresión también la tienes en ciudades como Madrid o Barcelona.

Como los datos geográficos y la historia de Rusia se pueden mirar en muchas páginas, como por ejemplo Wikipedia , paso a publicar una serie de fotos de mi hornada, para comentar algunos hechos peculiares de aquéllas tierras.


La fotografía fue tomada a la una de la madrugada en San Petersburgo y todavía no había anochecido del todo, aunque el alumbrado público estaba encendido. Esta época del año coincide con "las noches blancas" y solamente hay unas tres horas de noche total.


Las habitaciones de los hoteles no tienen persianas y las cortinas son muy transparentes. Esta foto está tomada a las cinco y media de la mañana. ¡Complicado dormir, verdad!


En las calles todavía se pueden observar estampas típicas, como la de este hombre que pide, amamantando a un osezno, ante la indiferencia de policías y ciudadanos nativos.


Los desagües de los canalones tienen un diámetro considerable. Se nota que cuando llueve o nieva lo hace de verdad.

Rusia fue durante muchos años una de las monarquías más potentes de Europa. Los Zares (Reyes) tenían Palacios de invierno en la ciudad y de verano en las afueras. La fotografía es del Palacio de Peterhof, situado a unos 40 kilómetros del centro de San Petersburgo.


Rusia es un país en que la mayoría de la población practica la religión ortodoxa. Una de las diferencias más importante que existe entre la religión católica y la ortodoxa es que los curas ortodoxos se pueden casar y tener hijos.


El coche de la fotografía estaba estacionado en una zona reservada para Taxis. La grúa municipal utiliza métodos distintos a los empleados en España para retirar los automóviles.


La Plaza Roja de Moscú es el lugar preferido por los turistas y lugareños para pasear y hacer las fotos correspondientes. A la derecha está la muralla del Kremlin y el Mausoleo de Lenin, al fondo la catedral de San Basilio y a la izquierda la galería comercial GUM, en la que podemos encontrar las primeras marcas a nivel mundial de vestido y alimentación.


Las galerías GUM ofrecen esta iluminación nocturna. El aspecto es más típico de la temparada navideña, que del mes de julio.

Uno de los productos que se pueden encontrar dentro del GUM es el caviar, que se vende en envases de cristal. El precio varía según la calidad, pudiendo costar cada tarrina entre los 50 y los 500 Euros.

Los sábados son aprovechados por los novios para casarse. Para hacerse las fotografías de rigor se desplazan a las inmediaciones de la Plaza Roja y el Kremlin.

El nivel social de los novios se demuestra mediante el uso de "limusinas", para desplazarse de un lugar a otro de la ciudad. Moscú es la capital del mundo con más personas ricas.

Las Avenidas en Moscú pueden llegar a ser de unas dimensiones extraordinarias. La de la fotografía tiene ocho carriles de circulación en cada sentido y se cruza a través de un paso de peatones regulado por semáforo. Lo habitual es pasar de un lado a otro de la calle por pasos subterráneos, que en la mayoría de los casos coinciden con las estaciones de metro.

Hasta aquí este pequeño reportaje de dos de las ciudades más importantes de Europa: San Petersburgo, que tiene actualmente unos 7 millones de habitantes, y Moscú que pasa de los quince. Comparativamente hablando, Moal sería como comparar una pulga con un elefante.

9 comentarios:

Xastre dijo...

Vale más una línea de tu reportaje que las mal llamadas "guías turísticas", que la mayoría de las veces sólo valen para perderse completamente. Me alegro que lo pasárais bien, y curioso lo de vuestro "vecino" madrileño; eso demuestra que en cualquier lugar del mundo hay un cangués o canguesa (y que el mundo no es, en realidad, tan grande). Un saludo.

MARIA I. dijo...

Bonito viaje, y genial la informacion, ya sabemos si un dia bamos a quien pedir referencias, la verdad que lo cuentas tan bien que apetece ir........un saludo

Carlos dijo...

bienvenido "joseph", un relato entretenido y unas fotos que ponen los dientes largos. siempre soñé con visitar rusia pero cuando los camaradas todavía gobernaban con férrea mano cubierta con guante rojo... pero esos tiempos ya pasaron y ahora toca el capitalismo déspota. echa un oído a esta maravilla de tema:
http://www.youtube.com/watch?v=SJug5cNVe3Y
Då skoråvå
Karl

Jose de Mingo dijo...

Es cierto Xastre que el mundo no es tan grande como pensamos y que por mucho que te quieras perder, al final te pueden encontrar.
María, en mi mente estaba realizar una visita al "Encinas Menú", aprovechando el regreso de Rusia, pero las altas temperaturas de Madrid me hicieron "huir" a todo prisa. Espero poder hacerlo en otoño.
Carlos, los camaradas sólo quedan en la canción de Gabinete Caligari y en nostálgicos del pasado, algunos reconvertidos al capitalismo, pues tratan de captar al turista para retratarse con los símbolos del antiguo régimen mediante un módico precio.

monsieur bleu dijo...

quien nos guiara', joseph? quien nos guiara'?

carlos

Jose de Mingo dijo...

Qué gran incognita monsieur bleu, y no sólo aplicable a Rusia. ¿Quién nos guiará?

ARACELI dijo...

¡QUE ENVIDIA ME DAS!
¡ESO SON VACACIONES Y NO LAS MIAS A TENERIFE1
BUENO, ESPERO ALGUN DIA PODER HACER ALGUN VIAJE DE ESTE TIPO (RUSIA, NEPAL, CHINA ETC.ETC). SON CULTURAS TOTALMENTE DIFERENTES A LA NUESTRA.
ME IMAGINO QUE TODO LO QUE VES TE LLAMA LA ATENCION.
LO QUE MENOS ME GUSTA TENER QUE DORMIRTE A PLENA LUZ, SUPONGO QUE SERA DIFICIL CONCILIAR EL SUEÑO.

ARACELI(CASA CASIN)

Jose de Mingo dijo...

Araceli, todo lo lejano tiene su encanto, pero Tenerife es un lugar fantástico para pasar unos días de vacaciones y encima no tienes problemas con el idioma.
Lo de dormir con claridad, no llega a ser un inconveniente, porque llegas tan cansado a la habitación que caes redondo, máxime pensando que al día siguiente te toca una dura jornada. ¡Vamos, peor que cuando trabajas!.
Un saludo.

Maria Jesús dijo...

Magnífico reportaje de un país lleno de incógnitas y misterios, al menos para mí... Una suerte haber podido visitarlo y verlo "in situ".
Las fotos, como siempre, una maravilla que adornan una excelente redacción. Me transmiten, sin embargo, la sensación de que aún no está el país al 100%, una pena para un país que ha sido potencia mundial...
Felicidades por esas vacaciones tan interesante y fuera de lo común a la vez.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails