domingo, 6 de enero de 2008

P.R. AS-132- Ruta Bosque de Moal

Itinerario: Moal-Braña Fondera-Reiduz-Mirador del Montecín-La Cuchada-Moal
Dificultad: Media
Distancia: 11 Kms.
Duración: 3 horas 30 minutos
Desnivel: 430 metros

Una de las primeras rutas que se establecieron en el concejo de Cangas del Narcea fue la denominada "del bosque de Moal", aunque la misma no discurre por la zona más boscosa del monte de Moal. Para su puesta en valor, el Gobierno del Principado se tuvo que poner en contacto con los vecinos del pueblo para que diesen su consentimiento, pues estamos hablando de una ruta que se realiza por un monte de titularidad privada, así como para poder adecentarla y señalizarla. La ruta nació como una alternativa a todos aquellos que, por no tener permiso o no disponer de tiempo, no la podían hacer por el interior de Muniellos.

El Montecín

La ruta se inicia en el barrio del Cascarín, en el punto donde la carretera general comienza a empinarse en dirección al puerto del Connio y sale una bifurcación a la izquierda que se introduce en el centro de Moal y continúa hasta Tablizas. Un cartel indicador en el cruce de las dos carreteras, con algunas incorrecciones, nos indica el itinerario a seguir. Se empieza a caminar por la calle principal de Moal, observando como los edificios modernos se entremezclan con casas tradicionales flanqueadas unas por horreos y otras por paneras centenarias, hasta llegar a la capilla de San Juliano. Aquí se debe tomar un desvio a la izquierda que tras cruzar el río Muniellos nos deja en la plaza del pueblo. El itinerario se debe seguir por el camino que arranca a mano derecha y que entre castaños y prados nos lleva hasta el reguero de La Cuchada, que se salva saltando de piedra en piedra y con un poco de pericia, pues el agua discurre en algunos tramos ocupando todo el camino.

En este punto se debe tomar el camino que sale a mano derecha y que de nuevo nos introduce en un bosque de castaños y "corripas". Las corripas son construcciones circulares de piedra, abiertas por arriba y que tienen una puerta estrecha que se cerraba con una baldosa o pizarra, donde en décadas pasadas se guardaban, durante un tiempo que podía oscilar entre dos y cuatro semanas, los erizos cubiertos con "folguera" (helecho) y ramas de espina o argomas para evitar la entrada de animales como el jabalí o el zorro. Los erizos se ablandaban en la corripa y resultaba mucho más fácil extraer las castañas.

Castaños en La Pumariega

Cuando se sale del castañal se llega a un cruce; si tomamos el camino de la derecha nos introduce de nuevo en Moal a través del puente de la Zreizalina. Por lo tanto debemos seguir el camino de la izquierda que sigue en llano durante unos 500 metros, disfrutando de los prados de Moruecos, para despues comenzar un ascenso entre robles y castaños, que más tarde se convierte en un bello hayedo. Nos encontramos en Reiduz y es aquí donde numerosos folletos turísticos muestran una fotografía del bosque durante el otoño y que sitúan en Muniellos cuando en realidad se trata del monte de Moal. Tras cruzar el bosque de hayas, el camino se convierte en senda y en un pequeño recodo nos encontramos con un nuevo cruce. Es conveniente seguir la senda de la izquierda durante unos 200 metros pues nos llevará hasta un "cortín", otra construcción circular de piedra, de grandes dimensiones, que sirve para proteger las colmenas del ataque de los osos. Una vez de vuelta a la senda principal, continuamos el camino en un moderado ascenso apreciándose de frente la silueta del mirador del Montecín.

Una vez alcanzada la cumbre, hay que desviarse unos metros para acercarse al mirador, desde donde se puede observar en todo su esplendor los pueblos de Moal y Oballo, el Centro de Interpretación de Muniellos, el puerto del Connio y la Reserva Integral de Muniellos.

De regreso al camino principal, continúa la ruta por la senda de la izquierda y de nuevo se interna en un hayedo, desde el que podemos distinguir perfectamente en días claros la villa de Tineo, para desembocar en La Cuchada o Colláu de Moncou, campera desde la que podemos apreciar a nuestra derecha varios pueblos de la cuenca alta del Narcea: Moncó, Rengos, Gedrez, Piedrafita....etc. Tomamos el camino a mano izquierda que, en fuerte pendiente, desciende rápidamente hasta los primeros prados de Moal. Aquí varias piedras caidas a consecuncia de la construcción de una pista forestal, que sirve además de cortafuegos, nos cortará el paso. Una vez salvado el obstáculo la senda se vuelve camino y un poco más adelante nos encontramos con la misma pista que habiamos utilizado en el ascenso. Sólo queda tomar el camino de la derecha y en poco tiempo nos encontraremos de nuevo en Moal.


LA CUCHADA-EL PARAMIO- LA CHALGA-MOAL

La ruta que aquí se describe la podriamos considerar como una prolongación de la ruta anterior, y por su belleza considero que es una buena alternativa en su tramo final. No está señalizada, pero es muy fácil su recorrido y no entraña ningún riesgo. Para efectuarla debemos descender de La Cuchada hasta el tramo de piedras que entorpecen el paso y donde surge una pista llana a nuestra derecha.

La pista discurre por una zona con poco arbolado con lo cual se puede disfrutar más facilmente del paisaje. Tras dejar atrás y por debajo de nosotros los sotos de castaños de La Cuchada, llegamos al Paramio desde el que podemos apreciar Moal, el Montecín y toda el valle del río Muniellos. En estos parajes se va a realizar una repoblación con especies autóctonas: castaños, cerezos y robles especialmente y ya se pueden apreciar los trabajos para llevarla a efecto.


El Paramio desde Moruecos

Más adelante se nos presenta el pico denominado Peña del Ganzo, en cuya cima está instalado un repetidor de televisión y dos de telefonía movil que dan cobertura a toda la zona. Al final de la pista llegamos a un camino que sirve de ruta para la etapa del recorrido interior del Parque Natural de Fuentes del Narcea que comienza en Moal y termina en Larón. Desde aquí podemos ver los pueblos de Ventanueva , Posada de Rengos y Caldevilla, así como el río Narcea que se presta a recibir la cascada de Aguas Blancas.

Tomaremos el camino de la izquierda que nos lleva por una buena senda a La Chalga, desde cuya pradería se puede ver todo el pueblo de Moal en el fondo del valle. Solo queda bajar por un buen camino utilizado por los vecinos para las labores agrícolas y despues de unos quince minutos nos presentaremos de nuevo en la plaza de Moal.

La ruta conlleva un tiempo extra de unos 45 minutos, pero le da un atractivo especial a la del bosque de Moal.

2 comentarios:

luisma dijo...

Una ruta muy bonita, nosotros intentamos hacerla el año pasado, pero el mal tiempo, lluvia y tormenta incluida al final de la tarde, pero sobre todo la niebla que lo cubrio todo, nos impidio acabarla.
Pero seguro que volveremos , ya que nos quedamos con ganas de acabarla.

Saludos.
Luisma

http://semeyasdeasturias.blogspot.com

Jose de Mingo dijo...

Gracias Luisma por tu comentario. Espero que puedas realizar la ruta lo antes posible y así poder verla reflejada en tu estupendo blog. Un saludo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails