lunes, 27 de septiembre de 2010

Adios a medio siglo de escuela

El mes de   enero de 2008 publiqué una entrada sobre la enseñanza en Moal, en la que hacía un pequeño repaso de su evolución a través del siglo XX, para finalizar diciendo que el futuro de la escuela era muy poco halagüeño debido a la baja tasa de natalidad  y al reducido número de alumnos que acudía a la misma, pues durante el curso 07-08 era de solamente cinco niños.


Una disposición de la Consejería de Educación y Ciencia, publicada en el mes de junio de 2009, incidía en la problemática que se planteaba en Cangas del Narcea, y reestructuraba la red educativa del concejo basándose en el fuerte descenso que había tenido la población escolar. Para justificarse, ponía el ejemplo del Colegio Público de Vega de Rengos que pasó de 150 alumnos y quince unidades en la década de los 80 a menos de 50 escolares y cuatro unidades actualmente. Caso parecido ocurrió con la escuela unitaria de Moal, que de unos 50 alumnos pasó a los 6 que actualmente debería tener.

La Consejería dispuso una serie de medidas para reestructurar los centros educativos y aprovechar mejor los recursos humanos, teniendo a bien crear un Colegio Rural Agrupado, que bajo la denominación de "Rengos", integraría el Colegio Publico de Vega de Rengos y la escuela de Moal, que hasta ese momento dependía del CRA "Coto Narcea". Por lo tanto el CRA "Rengos" estaría formado por el Colegio de Vega y las escuelas de Gedrez y Moal. Sin embargo, la escuela de Moal ha echado este año el cierre, cierre que con casi total seguridad será definitivo. ¿Qué ha ocurrido para llegar a esta situación, cuando deberían asistir a clase 6 alumnos: 4 del mismo pueblo y 2 de una familia de Las Tablizas?.


La decisión de cerrar la escuela fue una tarea fácil para la Consejería pues la tomó tras optar algunos padres por enviar a sus hijos al Colegio de Vega de Rengos en detrimento de la escuela de Moal. De esta manera se precipitaron los acontecimientos y la crónica de esa muerte anunciada -el cierre de la escuela- se produjo antes de tiempo. No entro a valorar si el dictamen que tomaron esos padres al enviar a sus hijos a Vega es erróneo o acertado, pues es una decisión muy personal y seguro que antes de tomarla pensaron que era la más idónea para la enseñanaza de sus vástagos. Además, todos sabíamos que el futuro que le esperaba era corto, pero a uno le queda la sensación de que el pueblo ha perdido un poco de sus entrañas. Que cada año que pasa va empequeñeciendo más. Tiempo atrás nos fuimos quedando sin los bares-tienda, después nos abandonó el cura, que vivía en el pueblo aunque la iglesia parroquial no estuviese en el mismo, luego perdimos el bullicio de los jóvenes cuando entraban o salían de la escuela o cuando jugaban por las calles, siguieron algunas puertas de las casas cerradas, .........en fin  que Moal se nos muere poco a poco y encima su muerte se parece a la del anciano que ha cumplido el ciclo de la vida y no tiene remedio, como ocurre con tantos y tantos núcleos rurales.


Volviendo al tema de la escuela decir que atrás quedan 50 años de historia, que para mi se iniciaron con la maestra Dorotea, aquella a la que le gustaba más el garrotazo que la palabra y que aplicaba la máxima de que la letra con sangre entra, sangre a la que más de una vez respondimos con una huída masiva de la clase, siendo perseguidos con una vara de avellano -¡¡cuánto la utilizaba!!- para volvernos al redil. Por nuestra parte tampoco poníamos mucho, tal vez  todo lo contrario, y por eso surgió aquel dicho de "Dorotea cara fea corre por la escuela que se mea". En aquélla época también me viene a la mente el huevo que cada alumno debía llevar obligatoriamente para la maestra cada lunes por la mañana (alguno seguro que se acuerda mejor de esta anécdota). Tan esperada fue su marcha para el pueblo, que el día de su partida algún volador retumbó en el valle de Moal para celebrarlo.


A Dorotea le siguieron muchos y buenos maestros que dejaron gratos y grandes recuerdos, así como buenas amistades. Pero lo verdaderamente importante de la escuela fueron los cientos de alumnos que su aula cobijó y que preparó para ser personas de provecho: unos ocupando hoy en día puestos de responsabilidad en los mundos de la ingeniería, la enseñanza o la sanidad, por citar algunos ejemplos, y otros cualificados trabajadores en otros estamentos públicos o privados.

La escuela dentro del barrio del Cascarín
Ahora sólo queda esperar que el edificio que albergaba la escuela, construído por el pueblo, vuelva a pasar a manos de sus vecinos y así seguir siendo punto de encuentro para todas las reuniones y actividades que se lleven a cabo y no ocurra como en Oballo, donde hace ya años el ayuntamiento se encargó de venderlo al mejor postor.
*Tenía unas fotos con los que iban a ser los últimos alumnos de la escuela de Moal, así como del edificio, pero la tarjeta de la cámara fotográfica me ha jugado una mala pasada.

12 comentarios:

Gonzalo de Suárez dijo...

Yo siempre pensé y sigo pensando, que la reunificación,el cierre de las escuelas rurales, trajo consigo ayudar a la despoblación de las aldeas,
Un saludo.

Milio'i Sebastián dijo...

Como dice Gonzalo: ¿No querías caldo? Pues toma dos tazas... Estamos aplicando los criterios de rentabilidad empresariales que bien sabemos siempre falsean la realidad pues en la columna de "costes" solo se inscriben los económicos...

Cienfuegos dijo...

Una verdadera pena el cierre de escuelas, que como tu mismo indicas, marca el último paso en la agonía de un pueblo. Yo, aún viviendo en Oviedo, llevo a mi hija a una escuala rural, no es un CRA, pero tambien aquí se nota la baja natalidad y el despoblamiento. Si hace años había más de 100 alumnos en Infantil, hoy son poco más de 100 en todo el colegio.
Un saludo
PD: pese a todo, me ha encantado la entrada. Todos tenemos recuerdos de la escuela y a medida que cumplimos años, guardamos los buenos y dulcificamos los malos. Yo tambien tuvi mi Dorotea, aunque aquel se llemaba Benjamín, prefería las manzanas y tambien gastaba vara.

María del Roxo dijo...

En la Escuela hogar de San Antolín sólo quedan 3 niños internos este año, cuando hace apenas una década había más de 100... Es una verdadera lástima!

Carlos de Sebastián dijo...

Qué bien expresado: ".........en fin que Moal se nos muere poco a poco y encima su muerte se parece a la del anciano que ha cumplido el ciclo de la vida y no tiene remedio, como ocurre con tantos y tantos núcleos rurales."
Es evidente que la montaña asturiana experimento grandísimos cambios en el último siglo. La pena en que el cambio final apunta a ser el despoblamiento absoluto.
Deberíamos estudiar más el caso de Somiedo, con todas las precauciones que haya que tomar a la hora de hacer comparaciones, y al mismo tiempo el del valor que en las últimas décadas se le ha dado a la minería del carbón como única alternativa para el sustento de la población. Como muestra: tanto en Ibias, como en Degaña, Cangas del Narcea y Somiedo ha descendido la población entre 1990 y 2006. En Somiedo, donde no había minería del carbón, la población en 2006 era el 95% de la que había en 1990; en Degaña el 79%; en Ibias el 78%; en Cangas el 81%.

María Pasarón dijo...

Es una pena que pase esto, qué más quisiéramos que hubiese 20 niños en la escuela de moal! pero la natalidad tiene ciclos y los tiempos cambian, la ubicación y los tipos de trabajo son diferentes a hace 20 años. Los que hace 20 o 30 años llenábamos la escuela hoy día estamos desperdigados "pol mundo", pero ¿quién sabe si dentro de 10 o 20 años cambien de nuevo las cosas y volvamos al pueblo?
La escuela de Moal creo que nos marcó a todos, y estoy segura de que es uno de los mejores recuerdos que tenemos de la infancia, yo jamás me olvidaré de la maestra isabel y su hija camino, de luis que venia a darnos música una vez a la semana, de los libros de teo, de la colchoneta-quesito, de los disfraces de letras y pelucas de lana con redecilla de naranjas, de mimo cayéndose a mi huerta y todos tirando, de las rodillas con "postillas" gracias a la grava que entonces había,... Bueno que me lío (por no decir emociono), que ha sido una parte muy importante de nuestras vidas y forma parte de lo que cada uno somos hoy día.
Saludos

El chapras dijo...

A mi,ya no me toco la escuela rural,si el internado,pero cuando llego la democracia la abrieron durante 4 años,despues la cerraron por lo de siempre,reunificacion.
Mi hija ya le toco desplazarse 6 Km. todos los dias.Una pena que poco apoco desaparezcan todas.

Anónimo dijo...

yo fui a la escuela a casa de campo...frentel horreu....que recuerdos.....
soy andrea catañon..la fia de balbino...
ando como loca buscando una foto de mi guelu....no tengo ninguna y se que habia una en la casa vieja de mi guela ..en el comedor ..al lado de la foto del lobu en la que estan jose y juan ,mis primos...habia un retrato de mi guelu,el madreñeru....como se parecia mi padre....mi madre tien muchisimes fotos ...cuando tenga ..TE LAS TIENE QUE PASAR ...PERO..ES DIFICIL MIRALAS AVECES..Y LE CUESTA.....
TU NO SABRAS DE NINGUNA FOTO EN LA QUE SALGA MI GUELU O MI PADRE DE PIQUIÑIN? ME HARIA MUCHISIMA ILUSION.....

ME ENCANTA EL BLOG JOSE ..Y MAS AHORA QUE VIVO EN MADRID Y ECHO TANTO DE MENOS TODO ......

MIL GRACIAS

ANDREA

Jose de Mingo dijo...

Andrea, no tengo ninguna foto de tu padre ni de tu abuelo de pequeños (ya me gustaria), pero aquí queda recogida tu petición por si algún vecino pudiera tener alguna y facilitarla.
Gracias por tu apoyo y ánimo. Un saludo.

Anónimo dijo...

A mi no me tocó estrenar esta escuela que se cierra ahora por muy poco,pues me coincidió con el año que tuve que salir por cumplir la edad en que habia que abandonar la escuela con el Graduado Escolar.¡Que pena me dió no poder estrenarla¡Recuerdo que me hacia una gran ilusión poder ir a la escuela nueva,pero las obras se alargaron mucho, y aquí en este punto, quiero tener un recuerdo para Abel de Alonso (como lo llamaba mi padre)que fué quien organizó a los vecinos para que subieran los materiales al solar y pudieran trabajar los albañiles, si no fuera por su empeño no sé si se habria hecho esta escuela que como tal llegó a su fin.Afortunadamente,las dos asociaciones que hay en el pueblo la van a trasformar en la Casa de Cultura de Moal.Donde hubo base puede haber altura.Un saludo.MªCarmen de Mingo

edu salas dijo...

Precioso artìculo.Trabajè en la zona y conozco el pueblo y su escuela.Estando ahì nos manifestamos por Cangas para evitar cierres pero veo que nada se logrò.Demasiados intereses alejados de lo mejor para los/as niños/as y sus familias.Publiquè una reseña en mi blog en junio
http://blog.educastur.es/michi/2009/06/04/concertadosprivados/
Una làstima..incluso entendiendo el criterio de rentabilidad econòmica.Cuànto para unos y què poco para otros/as.

Jose de Mingo dijo...

Gracias Edu por tu comentario. Ya me pasé por tu blog y he leído tu reseña al problema que se había planteado en Moal, un año antes del cierre de la escuela. Era el anticipo de lo que después aconteció

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails