jueves, 31 de diciembre de 2009

Que tengáis un año 10

Estamos a punto de estrenar un nuevo año, y aunque en un principio no entraba dentro de mis planes realizar ninguna entrada sobre la Navidad, llegado este momento próximo a las doce campanadas, quiero daros las gracias a todos los que de una u otra forma habéis contribuido a que MOAL "PUERTA DE MUNIELLOS" haya cumplido su segundo aniversario y desearos también, que el 2.010 sea un año 10, en el que además de tener salud, se satisfagan todos los pequeños deseos y anhelos que guardamos en nuestro interior.

Puestos a pedir, también pediré un poco más de ayuda y comprensión por parte de nuestros gobernantes, para que "apurran" más el hombro por toda la comarca suroccidental y así, entre todos, tratar de sacarla del ostraciscmo en el que se encuentra. Hace falta voluntad, ganas y lógicamente inversiones. Que así sea y así lo veamos.

FELIZ 2.010

sábado, 26 de diciembre de 2009

La Central Eléctrica de Tablizas

Queridos lectores y visitantes de este blog. Espero que vuestros estómagos hayan resistido perfectamente las viandas, los turrones, los cavas y las sidras de estos días de fiesta y que la Nochebuena y la Navidad hayan resultado entrañables para todos vosotros. Como por lo general estamos en días de poco hacer y mucho "folgar", en los que apetece pasar el rato mirando la televisión, leyendo la prensa o delante del ordenador, me permito seguir con una nueva entrada sobre el abandono en que sumió la administración a todo aquéllo que era provechoso en Las Tablizas mientras se explotó la madera de Muniellos.

Decía en la entrada anterior sobre la Serrería de Muniellos, que así como la nave del aserradero había sucumbido ante las piquetas, otros edificios habían perdido su funcionalidad por la falta de uso, siendo especialmente significativo, como alguno apuntó en sus comentarios, el caso de la central eléctrica y el canal que la alimentaba de agua.


Central eléctrica de Las Tablizas

Todo aquel que se acerque a Las Tablizas, observará al llegar a la verja metálica que impide el paso de vehículos y personas fuera del horario de visitas, que del otro lado del río hay un edificio que poco a poco va siendo engullido por la vegetación. Se trata de la central eléctrica que, construida al mismo tiempo que la serrería, suministraba la energía suficiente para hacer funcionar las 9 máquinas con las que contaba el aserradero y también aportaba electricidad a la fragua y a las dos casas que por aquel entonces habitaban los obreros y el encargado de la fábrica.

Muniellos S.A., para hacer funcionar las turbinas, construyó una pequeña presa en el río, a unos dos kilómetros aguas arriba de Tablizas y al mismo tiempo realizó un canal a base de tablones de madera embreados, por el que discurría el agua hasta las proximidades de la central, donde se precipitaba desde unos 50 metros por encima del edificio para generar la corriente.


El Pinche (año 1945 aprox.)

El funcionamiento y mantenimiento de la central requería la presencia durante las 24 horas del día de una persona. Dos vecinos de Moal, Pepe Manolito y el Pinche, fueron durante muchos años los encargados de su buen hacer. Al mismo tiempo, se tenían que encargar de controlar la barrera que impedía el paso de personas y vehículos al interior de la explotación. Por otro lado, para acceder a la central había una pasarela, conocida en la zona como el “pontigo”, hecha con dos vigas de madera, que salvaban el río y que estaban recubiertas con tablones y protegidas con unas barandillas también de madera.


Lourdes al lado de lo que quedaba de pasarela en1984

Las turbinas, el generador, los contadores, ..….es decir, todo el material que había dentro de la central se fue pudriendo con el discurrir de los años, siendo todavía hoy visibles algunos restos a través de las ventanas rotas. Hay que aclarar que la central eléctrica estuvo en funcionamiento durante todo el tiempo de explotación de la madera por parte de Muniellos S.A., pero a partir del momento en que el monte pasa a ser propiedad del Icona en 1973, la central deja de funcionar y cae en el más absoluto de los olvidos por parte de la administración.


La central actualmente

Hace unos años, la por entonces Consejería de Medio Ambiente consideró oportuno llevar la luz eléctrica a Tablizas y algún “entendido” le pareció oportuno salvar los 4 kilómetros de distancia que lo separan de Moal a través de postes metálicos, que además de ocupar numerosas fincas crearían un gran impacto visual . No es necesario preguntarse quién sería el encargado de realizar el estudio de impacto ambiental, ni si habría tal estudio, porque la respuesta con total seguridad es Ninguno y No. Ni que decir tiene que los vecinos se convirtieron en los únicos defensores de un valle que si fuese por la administración estaría en estos momentos plagado de postes. La firme oposición vecinal obligó a rectificar a los “mandamases” regionales y al final optaron por enterrar la conducción a partir del puente de La Zreizalina, siguiendo el discurrir de la pista que comunica Moal con Tablizas.


Últimos postes camino de Tablizas

Los días pasados se celebró la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, en la que los gobernantes de todo el mundo se reunieron para tratar de alcanzar un acuerdo sobre la reducción de las emisiones de dióxido de carbono que, además de contaminar el ambiente, producen el calentamiento de la tierra; pero resulta que los primeros en saltarse a la torera las directrices de buen comportamiento con respecto al medio ambiente son los propios gobiernos, así que cómo vamos a alcanzar acuerdos sobre sostenibilidad ambiental. Aún así, en el tema concreto de la central eléctrica, yo me pregunto:

¿No hubiera sido más rentable seguir utilizando la energía que producía la central eléctrica de Tablizas, en vez de enviarla desde sabe Dios dónde?
¿No sería un gran aliciente turístico para todos los que se acercan hasta Muniellos, poder enseñar la central eléctrica y sobre todo el canal que transportaba el agua?
¿No contribuiría a mejorar el medio ambiente y por lo tanto a luchar contra el cambio climático, la producción de corriente eléctrica en el propio Tablizas?.

Hay muchas más preguntas, pero resultaría inútil hacérselas como vano resultó todo lo que la administración realizó para conservar un bien que podría beneficiar a todo el mundo.

viernes, 18 de diciembre de 2009

La Serrería de Muniellos

La compra del monte de Muniellos por parte de la administración central y su posterior transferencia a la autonómica, llevó consigo una serie de obras, especialmente en el entorno de Tablizas, que la mayoría de las veces sirvieron para destruir un patrimonio que se podía haber explotado económica y turísticamente, pero que una mala gestión condujo a su pérdida definitiva o a su abandono por falta de utilización.


Serrería de Muniellos S.A. (1952)

La pérdida más importante posiblemente haya sido la del aserradero, que construido en el año 1952 por la empresa Muniellos S.A., propiedad de los hermanos Velasco Herrero, contaba con nueve máquinas y en la misma llegaron a trabajar hasta 30 personas, divididas en dos turnos, para transformar la madera en tablones, tablas, rollos o traviesas.


Explanada dejada por la serrería

A finales de 1970, algún “entendido” en la materia decidió en un principio vender, o mejor dicho malvender, toda la maquinaria de la sierra, que la mayoría fue para chatarra, y posteriormente derribó la nave, enterrando todo el material de su construcción en una gran fosa, construida al efecto en el mismo lugar donde estaba levantada.


Interior de la sierra

Pocos años después comenzaron las visitas de los escolares asturianos y entonces la administración creyó oportuno construir un cobertizo donde los alumnos pudieran resguardarse los días de lluvia, para poder comer a salvo de las inclemencias meteorológicas. Lógicamente el cobertizo protege de la lluvia o la nieve, pero cuando sopla el viento o las temperaturas son muy bajas, cosa habitual en la zona, el frío se siente igual que si uno estuviera a la intemperie.


Cobertizo

En el 2004 el Principado decidió construir el Centro de Interpretación de Muniellos, en el paraje denominado Los Cubaninos, un terreno cedido por los vecinos de Moal y Oballo, distante 4 kilómetros de Moal y 6 del Centro de Recepción de Visitantes en Las Tablizas; pero si partimos de la base de que el Centro de Interpretación no cumple con las expectativas creadas por parte de la administración, pero tampoco con la de muchos de los visitantes de Muniellos, que se pasan por Tablizas sin girar visita al Centro, y de que el cobertizo no satisface las necesidades de los escolares en días de frío, humedad o ventisca con lluvia o nieve, me surgen varias preguntas:


Exterior de la serrería

¿Por qué se decidió tirar el aserradero?.
¿Qué criterios se siguieron y quién decidió tirarlo?
¿No estaría mejor el Centro de Interpretación en el propio aserradero, que al mismo tiempo podría ser el Centro de Recepción de visitantes, que en su ubicación actual?.
Además………..
¿No se podía haber aprovechado toda la maquinaria de la serrería para el área expositiva del Centro?
¿No es una verdadera “chapuza el cobertizo que usan los escolares?

Me imagino que ninguna de estas preguntas obtendrán respuesta, porque ninguno de los responsables políticos de aquel momento, ni del actual, las leerán; pero al menos me quedo con la satisfacción de darlas a conocer a todo el que acceda a este modesto blog.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Madoz y Moal

El Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar es una obra publicada por Madoz entre 1846 y 1850, en la que recoge en 16 volúmenes los datos más importantes de los pueblos de España a mediados del siglo XIX. El diccionario significó un importante paso en el conocimiento de la población de la época y contó con la colaboración de más de 1000 personas, tardándose en recopilar la información casi 16 años.


Puente de las Azureras

El Diccionario sólo recoge las poblaciones importantes, siendo la parroquia el nivel más bajo al que llega, por lo que pueblos como Moal no tienen un apartado específico, teniendo en este caso que buscar la información en Vega de Rengos, cuya entrada transcribo a continuación, si bien con ciertas modificaciones puntuales para una mejor comprensión:


Mozas de Moal de fiesta en Vega. Empezando por arriba a la izq.: Telvina Castañón, Herminia, Mercedes, Elvira, Pili, Telvina Bragaño, María, Claudina, Rosario, Amelia, Nides, Luisa y Rosario Mateo


VEGA DE RENGOS ( San Juan): feligresía en la provincia y diócesis de Oviedo ( 17 leguas), part. jud. y ayunt. de Cangas de Tineo (3). Situado en el valle de su nombre a orillas r. Narcea; el CLIMA es templado y los aires más frecuentes el N. y O. Tiene 138 casas en los lugares de Cruces, los Eiros, San Martín, Moncó, Moal, Ovallo, Pueblo, Vega y Vega del Tallo. Hay escuela de primeras letras frecuentada por 30 o 40 niños durante el invierno, y también existe un palacio denominado la Muriella, propiedad del conde de Toreno. La igl. parr. ( San Juan), de la que es aneja la de Sta. Eulalia de Laron, se halla servida por un cura de primer ascenso y patronato real. Se cuentan además 9 ermitas que ninguna particularidad ofrecen. Confina N. Posada; E. Noceda; S. Gedrez, y O. Vegalagar; extendiéndose 2 leguas de N a S. y 1 1/2 de E. a O. EL TERRENO es muy pendiente hacia el E. y O. y de mediana calidad; además del r. Narcea, atraviesa por ésta felig. el río Moal, que nace en el monte de Muniellos distante 2 leguas., tiene los puentes de Riocavo y la Brañueta; habiendo sobre el Narcea los denominados de Vega y la Muriella. Tanto en el expresado monte Muniellos, que es muy estenso, como en el de Rañadoiro se crian corpulentos robles, hayas, abedules, plátanos, avellanos y toda especie de arbustos; habiendo en el del Rañadoiro una antiquísima haya de más de 80 pies de altura y 18 de circunferencia, por lo cual también se da al monte el nombre de Fayona; y al pie del mismo en términos del l. de Pueblo se encuentran 2 abundantes canteras, la una de escelente mármol blanco, y la otra de mármol de color plomo. UN CAMINO conduce de S. a N. a Cangas y su estado es malo; el correo se recibe de dicha villa. PRODUCE; centeno, trigo, maíz, habas, arvejas, patatas, lentejas, lino, cáñamo y frutas; se cria ganado vacuno, caballar, de cerda, lanar y cabrío; caza de perdices, faisanes, rebecos, corzos y jabalíes y pesca de anguilas y truchas. INDUSTRIA: la agrícola y 5 molinos harineros. COMERCIO: esportación de algunos cereales, maderas y cal, e importación de géneros de vestir. POBLACION: 133 vecinos, 996 almas. CONTRIBUCION: con su ayuntamiento (V.).

De los datos que aporta Madoz sobre Vega de Rengos, se pueden obtener una serie de reseñas sobre lo que acontecía hace 160 años y partiendo de ellas hacer una comparativa a través del tiempo:

Por un lado decir que Vega de Rengos era por aquéllos años la parroquia que más habitantes tenía del concejo, después de la de Cangas, villa que contaba con 214 casas y 1.050 habitantes, frente a las 138 casas (133 menciona al final del párrafo) y 996 habitantes de la parrquia de Vega, a la que por aquéllos años también pertenecía la de Oballo.

El que actualmente se conoce como río Muniellos era denominado por entonces como río Moal, río que tenía dos puentes situados en Rocabo (Riocavo) y supongo que en La Zreizalina (la Brañueta). Es raro que no existiera la ponte de Fonso, actualmente puente de la Plaza, pues era la principal salida del pueblo.


Familias de Moal de fiesta el día de San Juan en Vega

Los salmones, que eran abundantes en Corias y Cangas, no llegaban a la confluencia de los ríos Moal y Narcea. Sí eran abundantes las anguilas, que han desaparecido en la actualidad con la construcción de las presas de La Barca y Pilotuerto.

La producción de centeno y trigo era el principal sustento alimenticio de la zona. La siembra de cereal dejó de realizarse a finales de la década de los 60 y primeros años de los 70, provocando al mismo tiempo la desaparición de especies como la perdiz, que había sido abundante en épocas anteriores.

La minería del carbón estaba por explorar, pero había dos importantes canteras de mármol en El Pueblo de Rengos, que hace décadas que dejaron de funcionar.

Por último decir, que la única industria existente que menciona era la agrícola y la de 5 molinos harineros, que no especifica en qué pueblos se encontraban, aunque Moal bien podría contar con dos conocidos como Santiago y Francos.

Todos podemos observar la profunda transformación que en ciertos aspectos ha tenido la parroquia y por tanto toda la comarca. ¡Cómo hemos cambiado!.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Y la respuesta ye......

Hace unos días programé una entrada en esta Sección, a sabiendas de que no podría hacer de moderador, pues iba a pasar unas cortas vacaciones alejado del ordenador y por lo tanto sin posibilidad de aportar comentarios ni dar pistas, como solicitaba Pepe B., para descubrir quién era el nenu de la foto.

La intención era entreteneros durante los días de fiesta, que en principio iban a ser además de temporal. Quiero daros las gracias a todos los que habéis aportado comentarios, aunque la verdad es que sólo habéis acertado a medias, pues mientras algunos atinábais en quién era el niño de la foto, posteriormente fallábais en la ubicación de la misma y si, por el contrario, acertábais en el lugar donde se realizó la fotografía, errábais a la hora de decir el nombre. ¡¡No sé, no sé, si alguno no lo hizo a propósito!!.

La solución es que el guaje que sale retratado es quien esto escribe, acompañado de mi hermana Maricarmen y de Clarina de Francos. La fotografía fue realizada entre casa de Abel y la de Lolón y había fotógrafo porque ese día se casó Pili de Abel. La casa que sale por detrás es la de Manolito.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Ya este quién ía

Una nueva fotografia para saber vuestro grado de fisonomistas. Como tenemos unos días de fiesta y el tiempo está más bien para permanecer en la cocina, pues nada, a seguir probando vuestro ingenio.


En esta ocasión sólo dos pregunta: ¿Quién ía el nenu de la foto?. ¿Dónde está realizada?

jueves, 3 de diciembre de 2009

Los primeros fríos

El invierno ha llegado a los hogares del norte de España y como no podía ser menos, también a los de nuestra comarca. El otoño nos ha dejado unas agradables temperaturas durante el mes de octubre y una gran parte de noviembre, pero en los últimos días se han hecho sentir los rigores de la estación que estrenaremos dentro de poco.

Llevamos varias jornadas en que la nieve ha hecho acto de presencia y con ella el frío y los problemas de circulación, que se acentúan en las pistas y carreteras de los pueblos de montaña.


Nevando en El Fuexu

El sanmartino todavía no llegó a la gran mayoría de las casas, pero en los pueblos no hay problemas de alimentación, porque en los hórreos y cocinas viejas todavía quedan restos de la matanza del año pasado y los arcones conservan todos los productos de primera necesidad, para el hipotético caso de que la incomunicación, como antaño, dure más tiempo del previsto. ¡Qué diferencia de tiempos, cuando solamente se podía salar!

Todos conocemos la fábula de la cigarra y la hormiga, que nos narra cómo la cigarra tiene que ir a pedirle ayuda a la hormiga porque mientras una pasa el verano trabajando y haciendo acopio de provisiones la otra se lo pasa cantando y jugando. Pues bien, los paisanos y paisanas de nuestros pueblos también hicieron durante los últimos meses el mismo trabajo que la hormiga: cortaron la madera en el monte, la acarrearon hasta casa, la partieron con la motosierra, posteriormente la trocearon con el hacha y por último la apilaron a salvo del mal tiempo. Ahora, cuando el frío se hace sentir en la calle, las cocinas y las calefacciones mantienen el ambiente agradable dentro de los hogares.

Dicen los meteorólogos que el mal tiempo seguirá presente durante los próximos días. Seguro que los más mañosos no perderán las horas y aprovecharán para hacer cestos, cayados, cucharas de madera y un sinfín de artilugios con diferentes utilidades para la vida diaria, además de atender las labores diarias y arreglar los desperfectos que siempre surgen en las casas. Por otro lado, las mujeres pondrán en práctica los diferentes cursos que realizaron durante el año, bien sea de flores secas, talla o repostería, ya que la costumbre de tejer en la cocina se va perdiendo. Así que ¡¡abrigaros, bajad a buscar más leña al corral y atizad bien el fuego para que no baje la temperatura!!.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails