miércoles, 23 de septiembre de 2009

Llegó la T.D.T.

Así es, llegó la Televisión Digital Terrestre a Moal y a todos los pueblos de la cuenca alta del Narcea, que ya pueden recibir la señal en sus hogares desde finales del pasado mes de agosto. Es verdad que los repetidores de Jalón y Moncó, que son los que suministran la señal están en periodo de pruebas, pero gracias a ello ya sabemos de primera mano las ventajas que nos trae la nueva televisión.


La T.D.T. en Cangas del Narcea

Y es que, en principio, la TDT sólo trae beneficios, especialmente notables para una zona de orografía tan accidentada como la nuestra, que se resumen en:
  • Una excelente calidad de imagen en la que han desaparecido las distorsiones, el nublado o las rayas y donde el sonido es mucho mejor.
  • Un aumento considerable de canales, que antes no se podían ver. Incluso con la analógica era imposible recepcionar la Sexta, con lo que eso significaba de desilusión para todos los amantes del deporte: dígase futbol o baloncesto.
  • La recepción de numerosas emisoras de radio como 40 Principales, Cadena Dial, Radio Marca o Punto Radio, que antes era imposible recibir a través de los aparatos convencionales de radio.
  • Por último, una serie de servicios interactivos, que en su gran mayoría están pendientes de desarrollar, pero que en un futuro próximo permitiran realizar infinidad de operaciones desde el domicilio.


La Peña Moncó y seguido el repetidor, desde la carretera del Rañadoiro

La única pega que podríamos poner a la TDT es que todas la televisiones antiguas necesitan un sintonizador o un decodificador, que lógicamente es necesario comprar y que en el caso del decodificador resulta bastante caro, pues ronda los 150 Euros.


Repetidor de Moncó desde el Valle de Muniellos.
Pincha
aquí para comprobar el estado de los repetidores de Asturias

Moal pertenece a ese "Lejano Oeste asturiano", a ese mundo rural reconvertido durante varios lustros por la minería, en que la mayoría de los avances llegaron siempre con una década de retraso con respecto a las zonas urbanas o, lo que es peor, de aquéllas que aún siendo rurales por su situación geográfica, se podían aprovechar de ciertos servicios al tener una orografía menos abrupta. Por todo ello, si pensamos que la implantación de la TDT comenzó a finales del año 2005 y que en estos momentos ya disponemos de la misma en nuestros domicilios, parece que los vientos corren en este caso a nuestro favor. Que así sea.

1 comentario:

bienvenida dijo...

Todo llega... y los que tenemos cierta edad nos acordamos de cuando entró en las casas la televisión en blanco y negro con dos canales que era... "la bomba", parecía que ya estábamos en la civilización, cuanta ilusión nos hizo, y lo que costó que pusieran los consiguientes repetidores en la zona, "eureka" se había acabado el aislamiento (lo que se podría hablar de esto), cuan lejos y anticuado queda aquello ahora si lo comparamos con esta movida de los ordenadores e internet y por fín la televisión por cable con esa barbaridad de canales que afortunadamente "ya" tenemos en nuestras aldeas, prácticamente a la vez que en las ciudades.
Jose, un artículo "a la última", siempre con ganas de innovar y actualizar a tus paisanos, sigue así.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails