lunes, 1 de junio de 2009

La Cabaña de Mateo

La visita de una zona desconocida siempre tiene algo de mágico y de incertidumbre, pues una vez planificado el viaje nos surge la duda sobre lo que nos encontraremos durante el recorrido. Una vez en el destino, vamos descubriendo los lugares que antes habíamos estudiado, surgiendo en algunos casos la admiración ante algo que nos causa impacto y que no teníamos previsto, o la decepción, pues lo que se nos vendía como algo idílico resulta ante nuestros ojos desilusionante.

Foto de los prados de Muniellos

Pero hay veces que la precepción de los lugares y la vista que se te ofrece desde un punto determinado, te deja pensativo y deseoso de descubrir lo que ves en la lejanía. Te gustaría transportarte a ese punto para poder estar en la otra orilla y ver desde allí el lugar en el que tu te encuentras.

Foto de "Recuerdos de una visita a Muniellos"
Monte Moal (izq.) y de Muniellos (dcha.)

En Recuerdos de una Visita a Muniellos hay una fotografía tomada desde las proximidades de La Chabola, a unos dos kilómetros de la cima del puerto del Connio, en la que podemos apreciar el monte de Moal ( a la izquierda de los puntos rojos ) y el de Muniellos ( a la derecha). Sobre la gran masa forestal se observan unos prados que pertenecen al pueblo de Moal y que tienen el acceso a través de la pista que conduce a Las Tablizas, de la que parte un camino a escasos 500 metros de la verja de entrada.

La cabaña de Mateo

En el medio de los prados se aprecia un pequeño "bulto" que no sabemos determinar de qué se trata. Es una cabaña que Victor de Mateo está adecentando como merendero, si bien en el lateral tiene un tendejón que sirve para guarecerse el ganado. Victor nos invitó a visitarlo durante la pasada Semana Santa y, como los días no invitaban a viajar, allá que nos fuimos una tarde a tomar café y un chupito. Además, como he dicho, llevaba años sin estar en esos prados y tenía ganas de llevar a la práctica esa idea ya expuesta de ver la estampa que nos ofrecía la naturaleza desde el lado que nos mostraba la fotografía.

Cabaña, tendejón y tractor

Varios jóvenes de Moal habían recibido también la invitación de Victor y, aunque la distancia no es muy larga, unos 4 Kms., dos todo-terrenos nos sirvieron de medio de locomoción. El último kilómetro se realiza por una pista de fuerte pendiente y con piedra, por lo que recorrerla con coche sería como mandarlo al desguace y hacerlo a pie resultaba incómodo por el "orbazu" que en ese momento caía acompañado de una fuerte ventisca.

Jóvenes de Moal

Durante el ascenso se puede apreciar a través de un claro, que se abre a nuestra derecha, el Centro de Recepción de Visitantes de Las Tablizas y el pico de La Candanosa, que un poco más adelante quedan tapados por una de las laderas del pico Luis, momento en el que aparece el pico del Connio y el de Valmayor, por cuyas estribaciones discurre la carretera que va de Moal a Ibias y es el lugar donde fue tomada la fotografía que da lugar a este artículo.

Centro de Recepción de Visitantes (Las Tablizas)

Pico del Connio desde los prados

La cabaña está hecha de piedra y presenta un gran aspecto: mesa grande, varios taburetes para sentarse, una chimenea de cristal para calentar el ambiente y una decoración acorde con el entorno, en la que no falta una cornamenta de rebeco. En estos momentos, Victor está preparando el porche de la entrada que tapado con un plástico de color negro, afea momentáneamente el entorno.


Interior de la cabaña

La velada se hizo amena pues al café le siguió toda una gama de licores de distintos sabores, procedentes de la destilería Saladín, una bodega local que tiene un orujo de arándanos que hace las delicias de cualquier sibarita. La charla, animada en todo momento, la interrumpí cuando se produjo un descanso de la climatología que permitió sacar las fotos que ilustran este post. Pasado un tiempo prudencial iniciamos el retorno a Moal, deseándole a Victor que termine lo antes posible las obras que tiene en marcha para poder disfrutar de la cabaña.

16 comentarios:

Xastre dijo...

Quizás lo bonito de visitar sitios desconocidos sea dejarse llevar en gran parte por el instinto. Pero cuando la persona que te presenta la zona es un buen conocedor de ella, como es tu caso, no hay instinto que valga: lo mejor es dejarse guiar por quien verdaderamente nos puede enseñar todo el encanto del lugar y no nos va a defraudar. Y, ¡vaya con la cabaña! Conozco pisos que cabrían un par de veces en ella. Un saludo.

Plataforma para el Desarrollo y Difusión del Alto Sil dijo...

Para subir a esa cabaña, ¿hay que pasar junto a un colmenar protegido por una valla metálica?

Jose de Mingo dijo...

Plataforma: pleno. Observo que conoces a la perfección la zona y... hasta los colmenares a medio hacer.
La mejor guía, como bien dices Xastre, es la que te puede proporcionar el nativo de la zona.

Anónimo dijo...

jolin jose tu no paras haciendo cosas, eh vaya fotos mas chulas y a victor vaya cabaña que preparo, ya pasaremos a probar esos chupitos. saludos.

Anónimo dijo...

la cabaña esta requetebien, pero esa cantidad de mozos donde estan guardaos oh,saludos pa todos

Anónimo dijo...

La cornamenta no se quien la perderia....pero un rebezu nunca sintió el honor de llevar tales cuernos... p-----n

bienvenida dijo...

Qué fotos mas interesantes....Jose, cómo te recreas en la zona....y qué escondida e inaccesible teneis ese tesoro de cabaña para merendar o pegarse un linguetazo....lo poneis nuy dificil, para llegar ahí casi hay que opositar y con esos mozos bien merece un esfuerzo.

Jose de Mingo dijo...

La cabaña es una joya que Victor, con la ayuda familiar, está consiguiendo rehabilitar poco a poco. En cuanto a los mozos...., pues sólo hay que darse una vuelta por Moal y preguntar.... que haberlos haylos.

De cornamentas, como queda reflejado en el artículo, entiendo más bien poco, así que si "nun era rebezu", fijo que era un animal que tenía cuernos.

Anónimo dijo...

victor, que pena que esa cabana no este aqui en moal, pa poder hacer alguna cena y alguna juerga, pero de todos modos, haremos un esfuerzo y nos acercaremos a muniellos, si imbitas claro, saludos. telvi

Anónimo dijo...

vale mas la cabaña de Lulo de Rocabo que la cabaña de Victor en Muniellos.
bueno es pa poner un punto divertido jajaja!

PROPIETARIOS DEL COLMENAR dijo...

Con referencia a los comentarios expresados en la entrada “LA CABAÑA DE MATEO” y en respuesta al realizado por la PLATAFORMA PARA EL DESARROLLO Y DIFUSIÓN DEL ALTO SIL, informándose sobrte la zona en la que se encuentra dicha cabaña, les hago saber que se trata de una pista privada con una cancilla a la entrada, que al igual que el colmenar también es metálica y que tiene un cartel indicador de prohibido el paso que deberían haber visto y actuar en consecuencia.
Referente al comentario escrito por JOSE MINGO, “colmenar a medio de hacer”, decirle que es el único del pueblo de moal que no ha sufrido daños de oso en los 10 años que lleva construido, por su buen cerramiento, pese a no tratarse de un colmenar convencional, habiendo sufrido todos los demás existentes en el pueblo alguno durante este tiempo. También informarle de que es uno de los que mayor producción de miel tiene.
Aprovecho también para aconsejarle que no realice críticas a aquello que no es totalmente de su agrado pero que no es de su propiedad.

Anónimo dijo...

paz y amor gente!!!

Anónimo dijo...

Más tolerancia con las opiones de los demás,que la vida es muy corta para darle importancia a las cosas que no la tienen.

Anónimo dijo...

vitor,te ta quedando una cabana(mas que cabana parez un chalet) preciosa.un abrazo de tu primo de aviles.

Anónimo dijo...

Me alegro de que te guste primo, estás invitado a visitarla ;-)

Anónimo dijo...

La paz y amor seria que las visitas a las cabanas fueran para "ensenar, cultivar", privadas las zonas o no, lo que importa es fardar de la cultura rural, y no de la gradiosidad de susodichas. Si os poneis de acuerdo en las visitas ademas se puede comprar miel, y se pueden hacer hasta cursillos de apicultura. "POR EL DESARROYO DE LAS MENTES"

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails