sábado, 16 de mayo de 2009

El Servicio Militar

La serie de fotos de jóvenes de Moal que ilustran este artículo, corresponde a personas que a lo largo del siglo XX tuvieron que cumplir con la obligación de hacer el servicio militar, llamada popularmente como la mili.
La mili, que dio lugar a la conocida frase de "historias de la puta mili" , fue obligatoria hasta el 1 de enero de 2.002, año en el que entró en vigor el Real Decreto 247, de 31 de diciembre de 2.001, que suspendía el Servicio Militar obligatorio, para ser reemplazado progresivamente por el actual Ejército Profesional.

Todos los pormenores sobre la historia del servicio militar, se pueden leer en una interesante entrada, que María Jesús nos brinda en su blog de Luberio


Lolo de Alonso (1977)


Roscón de Posada y Carlos (1976)


Suso de Pepito (1966)


Pepe de Sivestre (1965)


Lulo y Benigno (1965)


Ino de Mateo con un amigo (1961)

Marcelino con varios compañeros

Certificado de Licencia (1940)


Marcelino (1935)

Ximino de Cadenas y un amigo (1931)
Ximino prestó servicio en tres regímenes políticos distintos: república, monarquía y dictadura.

Xuaco Xuaquín(1930)


Silvestre (1928)

El Servicio Militar para los jóvenes de una zona tan mal comunicada como la que nos ocupa, significaba en muchos casos salir de casa por primera vez y tener experiencias que hasta ese momento no habían vivido. Por eso, era común escuchar a las personas mayores decir que un joven no se hacía hombre hasta que no había hecho el servicio militar. Por suerte, hoy en día ya no hace falta tener que hacer el servicio militar para viajar, salir de casa o hacerse un hombre.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

A lo que añado: para mi padre, según me contaba fueron unas auténticas vacaciones: nada de los trabajos duros quotidianos no los madrugones... y como regalo, en el único permiso que disfrutó, una gran nevada que lo tuvo en casa casi un mes.

eminosuke dijo...

Aunque sale sin firma (no sé porqué) el post anterior lo he escrito yo.

Jose de Mingo dijo...

Del servicio militar todos hablamos según la experiencia que nos tocó vivir; pero con el paso del tiempo, uno sólo se acuerda de los momentos buenos y la prueba es que, cuando nos juntamos con uno o más compañeros de mili, siempre acabamos contando los avatares de aquélla época.

Maria Jesús dijo...

Gracias por el enlace Jose, ya me explicarás cómo se hace!!!. Me encantan las fotos... El certificado de 1940 ya tiene su historia y un gran valor haberlo conservado. Un artículo estupendo que se merecen todos y cada uno de los que han tenido que hacer el servicio militar obligatorio.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails